Seleccionar página

Este mes la Academia Guiu ha sido invitada a un evento que hemos considerado de vital importancia. Éste ha tratado temáticas que afectan a numerosos alumnos hoy en día, como el estrés, la salud mental y la adolescencia o los nuevos hábitos de ocio y entretenimiento. Por ello, hemos querido presentar una crónica del evento, señalando algunas de las citas más representativas de los participantes

Según el Informe 2020/2021 sobre educación y participación desde la perspectiva estudiantil presentado por la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE): El 72,1% de los estudiantes señala a la salud mental como su principal preocupación dada la situación generada por la crisis de la Covid-19. Es por esta razón que la institución de ESIC ha querido dedicar sus jornadas anuales a tratar esta realidad, con la ayuda de una mesa redonda.

 

Llegada, bienvenida e inicio del evento

Desde la Academia Guiu, en primera instancia, queremos agradecer la invitación año tras año. Para nosotros, una academia especializada en clases particulares para preparación de Selectividad refuerzo de asignaturas para alumnos universitarios y certificados de lenguaje, esta invitación constituye toda una oportunidad. No únicamente por la información de valor que recogemos sobre las diversas temáticas tratadas, sino también por el hecho de conocer cómo es el día a día y las ofertas académicas de los centros formativos para, posteriormente, trasladarlas a nuestros alumnos.

Tras la entrega de acreditaciones y tras conocer a otros compañeros del sector de centros educativos de Barcelona, se ha iniciado la sesión. Rubén Nicolás Sans organizador del evento, inicia la charla y presenta a los participantes de ésta: Jesús Álvarez, Mar Puchau, Gemma Tarragó. A continuación, se dispone a explicar las distintas fases que la comprenderán.

En una primera parte se explicará la propuesta académica de ESIC: adaptada a las nuevas inquietudes de alumnos, al contexto de digitalización acelerada…; y se darán unas primeras perspectivas de futuro.

El estrés y la adolescencia

Inicio de la mesa redonda

Una vez finalizada esta primera fase introductoria, se inicia la mesa redonda. En ésta participan psicólogas y profesores, con el objetivo de obtener conclusiones sobre la temática que nos ha reunido: ‘La desescalada emocional educativa”.

“A lo largo de la carrera de los estudiantes debemos reconocer distintas realidades. No solo formamos, damos herramientas de futuro. Herramientas de valor y valores”. – Así rompe el hielo Jesús Álvarez en este inicio del debate.

Al mismo tiempo, Álvarez pone el foco en la importancia de ser también autocríticos:

Repasar lo hecho para avanzar. Todo con el propósito de ser buenos aliados de nuestros alumnos, más allá de las exigencias por sacar la máxima nota posible” 

Para ejemplificar esta realidad, Jesús Álvarez ha narrado el esfuerzo común por parte de la institución para pensar en actividades atractivas para alumnos que puedan complementar el currículo de éstos. Visto el panorama actual, el profesor ha apostado por el marketing a través de concursos (nombra y anticipa uno titulado: “Social game”, vinculando las inquietudes de los jóvenes por los videojuegos y las redes sociales), ferias, eventos, jornadas de orientación, webinars, etc.

Con esta iniciativa, el profesor Álvarez ha querido acercar conceptos estrechamente relacionados para las nuevas generaciones como lo son el fracaso, las Smarts city o plataformas de redes como Tiktok:

“Debemos comprender la necesidad de vender el uso responsable de herramientas como Tiktok, pero también ser conscientes de su potencial, de la vertiente profesionalizadora que tienen y de los conocimientos audiovisuales que ofrecen. Ser ‘Youtuber’ puede dar carisma, decisión y visibilidad a los jóvenes”.

 

De la digitalización y sus herramientas a una vertiente más sensible

Paralelamente, también han surgido otros debates más vinculados con la salud mental de los alumnos. Mar Puchau, psicóloga especializada en el tramo de la adolescencia realiza su discurso “con el ánimo de responder a las inquietudes de los alumnos que se encuentran en esta transición de nuestras aulas a las vuestras”. Mar Puchau ha añadido que en el acompañamiento y refuerzo de la estabilidad emocional siempre configura un plan ¡y nos recomienda hacer lo mismo independientemente de nuestro campo de enseñanza!:  “Debemos tener un plan ¡pero que sea flexible! Y jerarquizado, teniendo en cuenta qué es lo más importante. Todo, desde la amabilidad y la generosidad”. La psicóloga recalca la relevancia de la actitud en todo lo que hacemos y la bautiza como un elemento multiplicador para el resultado final:

“Cuando no hay actitud únicamente nos limitamos a cumplir. Cuando sencillamente cumplimos, nos cubrimos con excusas, ¡pero no resolvemos problemas de trasfondo importantísimos! como el nivel de tolerancia a la frustración que puede sentir un alumno”.

 

¿Y cómo se entrena la actitud?Estrés y adolescencia

¿Cómo afrontamos aquello que va a venir? Esa ha sido la pregunta central de una tercera fase de la conversación. Y la conclusión que extraemos de ella es que debemos entender el porqué de lo que hacemos, “sino la motivación se desvirtúa”, sentencia Gemma Tarragó.

“Los profesores deben explicar por qué lo que imparten es realmente útil, para que el alumno pueda compartir nuestra pasión. Detectar el error de aquello que no les motiva nos da la oportunidad de volver a empezar de una forma más inteligente”.

 

Un final directo, claro y enternecedor

Las psicólogas participantes en la mesa redonda han querido despedirse con un golpe sobre la mesa acerca de lo importante que es normalizar la preocupación por la salud mental y exteriorizar los momentos de tristeza. Todo con el objetivo de lidiar más eficientemente con aquello que nos unía hoy: estrés y adolescencia:

“La tristeza es una emoción tanto adaptativa como imprescindible. Si detectamos que los alumnos se ponen una sonrisa protocolaria para no decepcionarnos, hay que enseñarles que es normal estar triste y expresarlo. Luego trabajaremos esa emoción, sino, estamos irremediablemente abocados a que se enquiste y deje secuelas tanto en su personalidad presente como en su futuro”.

Estrés y adolescencia