Seleccionar página

No estás solo. El síndrome postvacacional afecta al 65% de los trabajadores pero también a la mayoría de estudiantes. Sus síntomas más habituales son el malestar psicológico (tristeza, ansiedad, estrés), la dificultad de concentración, la preocupación, la inseguridad, etc. Pero puede llegar a provocar palpitaciones, taquicardia, excesiva sudoración, temblor, molestias digestivas, dolor muscular y dolor de cabeza. Según la Sociedad Española de Medicina y Familia Comunitaria, los síntomas pueden durar solo unos días, una semana o hasta 15 días. Cuando ya estás en Bachillerato, se le suma la ansiedad de afrontar la dificultad del nuevo curso o de ver cómo se acerca la fecha de la temida Selectividad. Pero, ¿puedes prevenir este síndrome? A continuación te compartimos 6 tips que te ayudarán a evitarlo o, como mínimo, a superarlo en solo unos días: 

1. Empieza cuanto antes y visualiza tu objetivo

La actitud es la clave para volver a la rutina sin que suponga un cambio traumático. Hay que aceptar que las vacaciones terminaron, afrontar con optimismo el nuevo curso y pensar en lo positivo que conllevará esta nueva etapa. Para dar sentido a tu esfuerzo diario, es importante visualizar cada día el objetivo final que te has marcado: aprobar la Selectividad, mejorar tu nota media, acceder a los estudios que deseas o simplemente aprender y superar el curso. 

2. Recupera tu agenda pero con flexibilidad

Después de meses de desconexión y anarquía en los horarios, hay que recuperar la agenda y el calendario semanal. Para ser efectivo, lo ideal es cumplir tu planificación al 100%, pero tras más de dos meses de vacaciones debes ser realista: sé flexible durante las primeras semanas y no satures tu propio día a día. Tu mente y tu cuerpo necesitan un tiempo para adaptarse de nuevo a la rutina. 

3. Empieza con objetivos pequeños 

Comenzar con tareas pequeñas te permitirá alcanzar pequeños objetivos y, por lo tanto, la satisfacción por lo conseguido. Siempre, ahora más que nunca, és importante dividir los grandes objetivos en fragmentos para motivarte a seguir adelante. Por ejemplo, si te enfrentas a tu  trabajo de investigación de Bachillerato como una tarea global, lo verás como una montaña inalcanzable. Pero si lo divides en pequeños objetivos diarios o semanales, se convertirá en algo mucho más asumible. 

4. Recupera tu espacio libre de distracciones

Has dedicado muchas semanas a distraerte y ahora es justo lo que debes evitar para ser efectivo en tu tiempo de estudio. Recupera tu zona de trabajo, ordénala, desactiva las notificaciones de tu móvil y evita perder horas en Youtube, Tik Tok o Instagram. Recuerda que, tras una distracción, tardamos un promedio de 25 minutos en volver a concentrarnos en lo que estábamos haciendo. 

5. Mantén actividades de ocio

Los expertos recomiendan no volver bruscamente al trabajo o a los estudios, sino hacerlo unos días antes para adaptar horarios, rutinas e incluso alimentación. Durante los primeros días, también te ayudará mantener algunas actividades de ocio, como las que realizabas durante tus vacaciones, en tu tiempo libre. El deporte, por ejemplo, ayudará a reducir tu estrés, libera la tensión muscular y también la mental.

6. Descansa para ser más productivo

Es probable que, durante tus vacaciones, hayas dormido de forma desordenada: unos días poco y otros días más de 12 horas.  Para volver a la rutina y ser efectivo, debes volver a dormir de forma ordenada y suficiente. Una forma de adaptarte es acostarte antes e ir adelantando la hora del despertador de forma progresiva. Dormir 8 horas diarias te ayudará a mejorar tu nivel de atención y concentración y a consolidar los conocimientos adquiridos durante el día. También es recomendable descansar 5 minutos cada 25 minutos de trabajo para ser más productivos. 

Como una cosa es la teoría y otra muy diferente la práctica, en Academia Guiu te podemos echar una mano para mejorar tus hábitos de estudio y afrontar con garantías tus objetivos. Si necesitas ayuda con determinadas asignaturas, consulta nuestras clases particulares de refuerzo escolar y universitario. Y si acabaste bachillerato y no hiciste la selectividad, no conseguiste aprobar o no conseguiste la nota que necesitabas, en nuestros cursos para la selectividad te prepararemos para superarla obteniendo los mejores resultados.