Seleccionar página

Admitámoslo. No es el verano que habías soñado. Tendrás que dedicar parte de tu tiempo a estudiar mientras tus amigos disfrutan de sus vacaciones sin obligaciones ni horarios. Pero parte del éxito es siempre cómo nos tomamos lo que nos pasa. Así que, ante el desánimo, existe la alternativa de organizarse, buscar la forma de sacar el máximo provecho al tiempo de estudio y aprobar las asignaturas pendientes sin amargarse el verano. Aquí van 4 recomendaciones imprescindibles para conseguirlo: 

 

1. Planifica bien tu tiempo: 

Si quieres optimizar tu tiempo y no perder todo el verano estudiando, es imprescindible crear un plan de estudio. Debes elaborar un calendario (realista y adaptable a imprevistos) teniendo en cuenta las materias a preparar, su dificultad, y el tiempo que tienes hasta el día del examen. Márcate un horario de estudio y respétalo. Destina un tiempo a planificar el día hora a hora, estableciendo breves espacios de descanso. Los días de verano son largos. Así que, si eres efectivo, te quedará tiempo libre para disfrutar un poco de tus vacaciones. 

 

2. Busca la motivación: 

Buena parte del éxito está siempre en la actitud. Encontrar la motivación para estudiar en verano es clave. Repítete las razones por las que estudias y tus objetivos. ¿Por qué necesitas aprobar? ¿En qué te ayudará en tu futuro? ¿Qué te aportará? Visualizar tu meta te ayudará, sobre todo en los momentos en que la motivación parece haberse esfumado.

 

3. Prepara tu espacio para rendir más: 

No. Llevarte los apuntes a la playa o salir con el portátil a la terraza no es una buena idea. Si quieres rendir más, tu lugar de estudio debería ser siempre el mismo, tranquilo, bien iluminado, ordenado, sin elementos que te distraigan y, si puede ser, fresco y ventilado (el calor excesivo dificulta la concentración y provoca sueño). Si no lo tienes en casa, busca la biblioteca más cercana. Establecer un lugar de trabajo fijo ayuda a crear un hábito de estudio. 

 

4. Practica el ‘Mens sana in corpore sano’: 

Para que tu mente rinda al 100%, debes cuidar tu cuerpo. Para empezar, debes respetar tus horas de sueño y descanso, es imprescindible. También debes alimentarte bien, de forma variada, e hidratarte con frecuencia. Practicar una actividad física te ayudará a desconectar y te beneficiará a nivel cognitivo. Y otro punto importante: cuida tu postura al estudiar. Si quieres evitar molestias, mantén siempre el tronco erguido y la espalda apoyada en el respaldo y una distancia de 40 centímetros con la pantalla. 

Si crees que no te será fácil seguir estas recomendaciones y necesitas ayuda extra, en Academia Guiu ofrecemos diferentes cursos de verano. El primero es un curso superintensivo para preparar la Selectividad del próximo septiembre. El objetivo es completar y ordenar los conocimientos adquiridos para superar sobradamente la prueba. Mejorarás en todas las asignaturas y tendrás los temas más importantes esquematizados para optimizar tu tiempo de estudio. Los especialistas de Guiu, con décadas de experiencia en la preparación de la Selectividad, te guiarán para que aprendas a superar el examen sin problemas.

Si lo que necesitas es una ayuda con asignaturas de la ESO o Bachillerato, también tenemos cursos de verano especializados. Profesores especialistas, con clases diarias de cada asignatura, repasan los conceptos teóricos y prácticos de cada materia para que superes los exámenes de septiembre e inicies el nuevo curso con garantías.  En Guiu, mantenemos nuestro altísimo índice de éxito: 9 de cada 10 alumnos de nuestra academia obtienen los resultados esperados.